Mike Brown sit down, grito de los fans de los Lakers.


Mike Brown sit down (siéntate) , fue el grito que se escuchaba en  el Staples Center de los Angeles , en el último partido de los Lakers contra  sus vecinos los Clippers y  en el cual cayeron  105-95. La disconformidad de los fans para con el técnico , se debe a que después de haber hecho una pésima pretemporada , continúan con una racha negativa y ya sumaron su tercer revés consecutivo en este inicio de la NBA.

Los fans hacen sentir su malestar en la cancha con gritos de este tipo , así como en los foros y comentarios de las noticias sobre el equipo, de esta manera la presión para con su técnico y la plantilla  se ahonda , ya los de Mike Brown no ganan un solo encuentro desde el pasado 18 de mayo (tercer partido de la serie contra Oklahoma), es decir con el último partido se encajaron la undécima derrota sucesiva, pues también cayeron en los ocho encuentros de pretemporada.

Las nuevas contrataciones Steve Nash y Dwight Howard sumadas a los baluartes de temporadas  pasadas : Kobe Bryant, World Peace, Pau Gasol,Steve Blake,Devin Ebanks, no logran encontrar la ruta del triunfo y muestran en cada partido una pobre imagen  en  su juego individual y colectivo y muchos consideran que su talón de Aquiles está en los  balones perdidos, sin embargo Brown minimizó las criticas y declaró antes de comenzar el encuentro ante Detroit Pistons. “Yo lo que hago es seguir el curso, entrenar bien a los chicos y animarlos a jugar lo mejor posible, es parte del negocio, pasé por esto muchas veces cuando estaba en Cleveland y empezamos lentos, así que es parte del proceso”.

Adicionalmente los malos aires  en los Lakers también van en otro sentido,ya que  el lastre de las lesiones  está desequilibrando al equipo, Steve Nash, con una fractura en el peroné, será baja durante un periodo mínimo de una semana en la que se perderá cuatro partidos  y por si esto fuera poco la impaciencia también ha hecho mella en algunos integrantes ya que no son tolerantes con los fans ,   Steve Blake, ha sido sancionado con una multa de 25.000 dólares por parte de la NBA por dirigirse inapropiadamente hacia un espectador.

Sin embargo, el espíritu de lucha de Bryant y compañía siempre sobrevive y la venganza que están maquinando apunta a recuperar el norte y llegar a la final para destronar a los Miami Heats.

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: