El lado humano de la NBA.


El término “Responsabilidad Social” , se refiere a  todas las acciones que como humanos debemos asumir frente al impacto  que generan nuestras actividades y decisiones (personales y profesionales) en el contexto social. Bajo este contexto muchas  organizaciones y empresas a nivel mundial basan sus  modelos de gestión empresarial, a través del desarrollo de  actividades que propendan al logro de  un mundo mejor.

NBA Cares es la iniciativa de responsabilidad social de la NBA, mediante la cual se despliega una serie de acciones de apoyo a la comunidad con programas reconocidos que ayudan a la juventud y apoyan la educación, el desarrollo infantil y familiar y las causas relacionadas con la salud, entre otras podemos mencionar los programas : KaBOOM, Special Olympics, Boys and Girls Clubs of America, así como las alianzas con  la UNICEF; la fundación Make-a-Wish y la Organización Global de Negocios en HIV/AIDS, Malaria y Tuberculosis.

Paralelamente la concienciación social adquirida por muchos jugadores ha dado como resultado que más de 110 jugadores actuales y ex-jugadores de la NBA tengan sus propias fundaciones sociales. Hasta hoy, los integrantes de la familia de la NBA – incluyendo los equipos, los jugadores actuales y anteriores, y la oficina de la liga – han invertido más de $115 millones para la caridad, han contribuido más de un millón de horas de servicio voluntario, y han creado más de 440 lugares donde niños y sus familias pueden vivir, aprender y jugar a través de la NBA Cares.

Una de las últimas iniciativas es la de los basquetbolistas Kevin Durant, Lebron James y James Harden, que decidieron sacar una línea de zapatillas Nike exclusivas cuyos beneficios de las ventas son para la lucha contra el cáncer.

Nike y Kevin Durant sacaron las Nike Zoom KD IV Cancer awareness. Harden, por su parte, lanzó las Nike Hyperposite  Cancer awareness. Y por último, Lebron James fue un poco más allá y los beneficios por las ventas de sus Nike Air Max LeBron VII Box Out Breast Cáncer irán a parar a la lucha contra el cáncer de mama.

Otros en cambio como Taj Gibson, jugador de los Chicago Bulls , hace un alto a sus agitada agenda y visita al Memorial Hospital para niños de Chicago.

En fin desde una simple visita a un hospital  hasta a iniciativas millonarias a favor de necesitados, vale mucho en un mundo deshumanizado cuya faz pretende la NBA ayudar a cambiar.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: