Los hermanos Ball,sobrevalorados por su padre.


Lonzo, LiAngelo y LaMelo Ball , son tres hermanos estadounidenses , dotados del talento necesario para triunfar en el mundo del baloncesto , aunque muchos cree que sus nombres suenan más por el fanatismo de su padre Lavar Ball , que se ha dedicado a promocionarlos de una manera desmedida en detrimento inclusive de jugadores de la talla de Steve Curry y Lebron James , de los cuales todos sabemos son los mejores.

Sin embargo , los Ball se han hecho famosos por su juego , sin duda el rendimiento que han mostrado los ha convertido en jugadores de mucha proyección , Lonzo tiene 19 años, juega en los UCLA  en la posición base y será uno de los nombres que se promocionan en el próximo draft . LiAngelo,tiene 18 años,actualmente juega su último año en el Instituto de Chino Hills, con 2,01 de estatura, promedia 33 puntos por partido, LaMelo, con tan solo 15 años, juega  en el high school ,en un partido llegó a anotar 92 puntos, una actuación que provocó críticas del entrenador por su excesivo individualismo.

Por su parte , su padre Lavar Ball ,fue deportista de alto nivel, pero durante poco tiempo, a finales de los 80 jugó al baloncesto sin mucho éxito en las universidades de Washington State y Cal State Los Angeles, donde conoció a su mujer Tina, que también jugaba al baloncesto, y a mediados de los 90 llegó a jugar en la NFL, la liga de fútbol americano.

Ahora Lavar , piensa que el baloncesto va a evolucionar mucho con sus hijos, hasta tal punto que  ha escandalizado al mundo deportivo, con una  propuesta de patrocinio que ha hecho a conocidas marcas de ropa deportiva por la astronómica cifra de mil millones de dólares, también se ha atrevido hacer comentarios de este calibre “mi  hijo Lonzo es un mejor jugador que Stephen Curry, LeBron James y Russell Westbrook”, además, aseguró que cuando jugaba baloncesto universitario en su época él mismo habría derrotado a Michael Jordan por sí solo.

Los hermanos Ball hasta el momento son solamente jugadores de baloncesto dotados, al igual que muchos más  que modestamente esperan tener un lugar en el baloncesto mundial a costa de su sacrificio y no de el protagonismo de sus padres.

Guardar

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: